Los “cohetitos” un riesgo para los niños

0
19
2017 SEPTIEMBRE 29 CELAYA CUETES DECOMISADOS

 

Soledad Vásquez Martínez

Salina Cruz.- Aun no inicia diciembre y ya empezó la venta de “cohetitos” en los comercios informales así como en los tendajones, los niños ya iniciaron con la quema de la juguetería pirotécnica sin control.

Los “cohetitos” están ligados a los festejos decembrinos, desde el inicio de las preposadas hasta el fin de año, es por eso que previo a los festejos de navidad se instalan en el campo blanquito los puestos para la venta de estos productos, es el lugar autorizado para la venta porque se tiene control.

Pero los puestos ambulantes que se instalan en la vía pública ya empezaron a vender este tipo de producto a pesar del riesgo que conlleva.

Con la finalidad de  evitar incendios en viviendas y quemaduras en los niños, la coordinación  de Protección Civil, hizo un llamado a la población a evitar quemar basura y vigilar a los niños cuando estén quemando los llamados “cohetitos”.

El coordinador de PC hizo un llamado a los padres de familia para que vigilen a sus niños durante la quema de los juegos pirotécnico y evitar una tragedia, sobre todo que eviten comprarles a los pequeños “cuetitos” que sean muy riesgosos como son las palomas o las llamadas carrilleras.

“Aunque todos son peligrosos, todo lo que contenga pólvora es explosivo y provoca daños”.

Los fuegos artificiales, bengalas, petardos o cualquier producto que contenga pólvora puede suponer un riesgo para los niños. De hecho, un accidente con alguno de estos productos puede provocar quemaduras.

Es recomendable que cada vez que se intente encender este tipo de producto pirotécnico, un adulto supervise cada paso.

El Instituto Mexicano del Seguro Social señala que es común que niños y adultos festejen quemando fuegos artificiales, sin embargo, éste o cualquier otro producto fabricado a base de pólvora puede provocar accidentes y quemaduras.

Indica que El estar en contacto con fuego, pone en peligro no sólo a quien lo manipula, sino también a quien está a su alrededor. Las quemaduras menores o leves, generalmente no representan riesgos. Sin embargo, las grandes o profundas (de segundo o tercer grado) pueden provocar lesiones o problemas emocionales y físicos. En quemaduras más grades o profundas, la persona puede presentar infecciones, quedar desfigurada, con cicatrices y perder movilidad en una o varias partes del cuerpo.

Es por eso que recomienda a los padres de familia procurar no comprar, ni usar productos elaborados con pólvora.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here