Sin funcionar pararrayos de la refinería: trabajadores

0
341

Alfredo Acevedo Petriz

Salina Cruz.- El incendio que provocó la caída de un rayo en el tanque número 128 con capacidad para 100 mil barriles de gasolina, en el área de almacenamiento en la refinería Antonio Dovalí Jaime destapó la cloaca de corrupciones que impera dentro de la factoría, luego que el pararrayos no funcionara la noche del miércoles.

Trabajadores de la refinería de Salina Cruz evidenciaron que los pararrayos de la refinería no funcionaron durante la tormenta eléctrica que duró unos minutos provocó un incendio en el tanque 128, que afortunadamente se encontraba a la mitad de su capacidad.

Los empleados de Petróleos Mexicanos explicaron que en la refinería Antonio Dovalí Jaime existen al menos 80 tanques de almacenamiento que van desde los 10 mil hasta los 500 mil barriles de productos como son gasolina y diésel, finales o amargos. Cada tanque tiene sus respectivos pararrayos.

Está claro que el pararrayos del tanque 128 no funcionaba por lo que elevan sus exigencias para que se les finque responsabilidades a los jefes de áreas, ya que por protocolo antes del inicio de la temporada de huracanes,15 de mayo, debieron comprobar que los sistemas de protección atmosférica funcionen debidamente.

Aseguran que de haber sido revisados oportunamente y seguir los protocolos de seguridad no se registraría un incendio como el del miércoles en la noche. La omisión puso en riesgo la integridad de los trabajadores.

Asimismo, otros trabajadores acusaron que empleados de las compañías y de Pemex se roban los cables de cobre que aterrizan los pararrayos, pero de igual forma se evidencia la falta de supervisión y mantenimiento, de lo contrario detectarían la falta del cable de 12 o 15 hilos de una, hasta 2 pulgadas de diámetro. Tomando en cuenta que son 80 tanques y cada uno tiene una altura de 13 metros, para los trabajadores irresponsables representa un ingreso extra en el mercado negro, aseguran.

Indican que si el tanque 128 estuviera lleno, es decir con sus 200 millones de gasolina, hasta el jueves por la noche todavía estaría ardiendo.

El vocero de la refinería Antonio Dovalí Jaime en su comunicado dijo a pesar de contar con un sistema de protección contra rayos el tanque fue alcanzado por uno de ellos. La falla en el sistema de protección es evidente, ya que se supone que por prevención están ubicados en las áreas de producción y Almacenamiento.

DATOS

El sistema de pararrayos o de protección contra descargas atmosféricas tiene la función de atraer los rayos y al estar conectados a tierra evita el incendio en los tanques de almacenamiento o cualquier planta.

Es destacable indicar que el objetivo de los pararrayos es atraer descargas eléctricas para conducirlas a tierra, de tal manera que no cause daños a personas o edificaciones.
Las instalaciones de pararrayos consisten en un mástil metálico (acero inoxidable, aluminio, cobre o acero) con un cabezal captador. El cabezal está unido a una toma de tierra eléctrica por medio de un cable de cobre conductor a tierra.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here