Se desborda la laguna de San Mateo del Mar, inunda viviendas

0
390

Soledad Vásquez Martínez

Salina Cruz.- El desbordamiento de la laguna Quirio inundó decenas de viviendas en San Mateo del Mar, familias viven entre el agua, como el caso de Alicia Navarrete quien con más de ocho meses de embarazo tiene que dormir con su esposo y su niño de dos años en el único espacio seco que queda en su casa.

La laguna Quirio se desbordó y el agua alcanzó varias calles, sobre todo en la segunda sección donde varias familias son doblemente afectadas y duermen en las calles, primero fue el terremoto que colapsó varias viviendas y ahora la laguna que los inundó.

Alicia tiene su vivienda en la calle Francisco I Madero de la Segunda Sección, que se resiste a abandonar por el temor de ser saqueada como ocurrió con otras viviendas luego del terremoto, allí entre el agua espera el nacimiento de su segundo hijo, que está por nacer en unas dos semanas.

Sus descalzos pies se van abriendo paso entre el agua que tiene anegada la calle para ir en busca de una despensa y medicamentos,

“Vinieron a dejarnos unas despensas y tengo que ir a buscarlo, que le voy a hacer tengo que ir a buscar para comer”, dijo.

Niños, mujeres, ancianos, hombres están viviendo bajo el agua, soportando con mucho valor los embates que les da la naturaleza que se ha ensañado con esta región.

Allí, en San Mateo del Mar, en el territorio Ikoots, Cristian Gael Domínguez de años de edad observa desde la calle lo que fue hasta el 7 de septiembre el hogar que compartió con sus padres y su hermanita.

Vestido con un pantalón remangado y playera sport, Cristian Gael empieza a platicar su vivencia, con voz clara y sus ojitos expresivos dijo que ahora tiene que vivir con su abuelita porque ya no tienen casa, “mi abuelita tiene casa de lámina por eso no se cayó”, comentó vivaz.

En la calle Cuauhtémoc número 57 está la colapsado vivienda de este pequeño, una vivienda que además está entre el agua.

“dijeron que hoy iban a tirar mi casa, mira como la dejó el temblor, que estuvo re fuerte, yo lloré mucho por el miedo, pero ella, mi hermana se aguantó, mi papá nos sacó rapidito”, dijo la inocente criatura que detuvo su juego.

San Mateo del Mar y sus agencias municipales es uno de los municipios más afectados por el terremoto del 7 de septiembre, pero también ha sido golpeado por la lluvia.

Las familias de San Mateo del Mar temen que el nivel de la laguna siga creciendo porque no ha dejado de llover, el temor es más intenso porque no saben que les depara el futuro, porque muchas familias perdieron el patrimonio que construyeron para sus hijos.

“Lo que nos va a dar el gobierno no va a alcanzar para parar de nuevo mi casa, el precio del material es caro y luego la mano de obra, ese dinero va alcanzar”, dijo desconsolada la señora Rosaura.

Cientos de familias esperan ansiosas la llegada de la ayuda humanitaria, en el camino a sus comunidades colocaron mantas pidiendo el apoyo de despensas.

Otras más siguen con su vida diaria de ir a vender al mercado de San Mateo del Mar o salen de su pueblo para comercializar sus productos en el mercado de Salina Cruz.

Los carros con despensas llegan, como llegan las brigadas médicas, como llegan pastores cristianos a llevar un poco de consuelo a los pobladores, pero el dolor de ver este panorama deplorable es agobiante.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here